La fotografía nocturna y el trabajo en equipo.


Ahora que se acercan los días festivos y las vacaciones, como tendremos más tiempo libre, quedamos con los amigos para salir a hacer fotos pero, ojo, necesitamos un poco de organización.

 

La fotografía nocturna y el trabajo en equipo.

 

Hoy en día, la colaboración entre los fotógrafos se está convirtiendo en imprescindible para conseguir fotografías que, de otro modo, sería imposible hacer. Para enfrentarse a la fotografía nocturna con éxito se requiere del trabajo en equipo. Aquí se plantean consejos para que sea más productivo y que no suponga un problema por cuestiones de espacio, por lo que recomiendo tenerlos en cuenta.

 

Ahora que se acercan los días festivos y las vacaciones, como tendremos más tiempo libre, quedamos con los amigos para salir a hacer fotos pero, ojo, necesitamos un poco de organización.

 

Cuidado con las linternas y los frontales

Un descuido o imprudencia al encender una luz puede suponer arruinar la toma de un compañero. Hemos de ser respetuosos y precavidos para evitar estas situaciones. Para ello, es importante preguntar si hay alguien cerca exponiendo en ese momento.

 

Ahora que se acercan los días festivos y las vacaciones, como tendremos más tiempo libre, quedamos con los amigos para salir a hacer fotos pero, ojo, necesitamos un poco de organización.

 

Sobre las precauciones, también es importante hacer un uso responsable de los láseres, pues con frecuencia terminan iluminando donde no deben, dada su facilidad para verse rebotados en coches u otros objetos que hacen que la luz se proyecte hacia donde estamos fotografiando.

Ocurre en muchas ocasiones que nos separamos unos de otros y no vemos a los compañeros que están a muchos metros de distancia.

 

Ahora que se acercan los días festivos y las vacaciones, como tendremos más tiempo libre, quedamos con los amigos para salir a hacer fotos pero, ojo, necesitamos un poco de organización.

 

Corremos así el riesgo de incluirlos en nuestro encuadre. Por ello, es aconsejable avisar de hacia dónde se está encuadrando, para evitar errores compositivos.

 

Utilizar los mismos parámetros para iluminar

Una vez tomadas en cuenta estas pequeñas premisas, hablamos en este momento sobre la iluminación trabajando en grupo, ya sea de dos o más personas.

 

Ahora que se acercan los días festivos y las vacaciones, como tendremos más tiempo libre, quedamos con los amigos para salir a hacer fotos pero, ojo, necesitamos un poco de organización.

 

Lo primero de todo es consensuar los valores de diafragma e ISO.

Supongamos que una persona está utilizando una apertura de f2.8, frente al f5.6 de su compañero; ambos están en modo B (bulb) e ISO 200. La diferencia entre ellos es de dos pasos completos de diafragma o, lo que es lo mismo, 2 EV.

 

Ahora que se acercan los días festivos y las vacaciones, como tendremos más tiempo libre, quedamos con los amigos para salir a hacer fotos pero, ojo, necesitamos un poco de organización.

 

Esto significa que ambas cámaras captan distinta cantidad de luz, con lo que si para la persona que expone a f2.8 la iluminación es correcta, para la persona que expone a f5.6, la iluminación es escasa. Del mismo modo sucede al contrario. Si para f5.6 la iluminación aplicada es la correcta, para f2.8 la toma queda sobreexpuesta. Esto solo puede salvarse si el rango dinámico de la cámara es capaz de tener dentro de sus parámetros los 2 EV de diferencia existentes. Iluminar la escena, máxime en zonas amplias o de difícil acceso, también suele ser un buen ejercicio cuando se fotografía con varias personas.

 

La fotografía nocturna y el trabajo en equipo.

 

Así, por ejemplo, se puede establecer una división de las zonas que se quieren iluminar y repartir el trabajo entre los presentes.

Es importante que las personas que pasen por delante de las cámaras no reciban luz muy intensa, pues pueden salir reflejados en la fotografía. Se suele vestir ropa oscura, aunque no es imprescindible, procurando evitar las prendas reflectantes. La coordinación aquí es importante. Si se trabaja con la misma persona durante mucho tiempo, la complicidad entre ambos es máxima y se puede llegar a iluminar simultáneamente sin molestarse e, incluso, sin hablar, dando lugar a un método de trabajo fluido y productivo.

 

La fotografía nocturna y el trabajo en equipo.

 

Debe haber un líder que organice la sesión.

Vale que todos tenemos buena intención pero es necesario que alguien dirija la sesión. Que diga cuando se expone, que diga cuando uno ilumina o lo hace el otro. No vale ir cada uno a lo suyo porque entonces, os enfadaréis y no seréis capaces de conseguir una foto correcta.

 

La fotografía nocturna y el trabajo en equipo.

 

Bueno, ahora que ya tenemos algunos tips para trabajar juntos la fotografía nocturna, ¿qué tal si llamas a tus amigos y organizas una quedada con ellos?

Eso sí, me gustaría ver los resultados.

La fotografía nocturna y el trabajo en equipo.

La fotografía nocturna y el trabajo en equipo.

La fotografía nocturna y el trabajo en equipo.

 

Un abrazo y buenas fotos.

Mario Rubio.


Mario Rubio

Mario Rubio

Fundador de fotógrafonocturno.com la web de referencia de lengua hispana sobre fotografía nocturna.Diplomado en Lenguas Extranjeras en la Universidad de Cuenca y con formación en Stratford upon Avon (Inglaterra) se dedica de manera profesional a la fotografía.Organiza congresos de fotografía a la vez que forma parte de otros como ponente. Formador de formadores su máxima es la de compartir el conocimiento y favorecer la inteligencia colectiva.

Deja un comentario





Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.