¿Por qué escojo la Fotografía de Calle?


Artículos mensuales sobre fotografía de calle para aprender paso a paso

Iniciamos una nueva sección sobre fotografía de calle. Jota Barros, autor del blog Rubixephoto (Ganador de la X edición de los Premios Bitácoras) estará a tu lado enseñándote lo que sabe sobre este tipo de fotografía. Queremos que aprendas Street Photography con él y por ello comenzamos por una interesante reflexión que te ayudará a preguntarte porqué escoger la fotografía de calle. 

 

Dado que esta es mi primera publicación con los amigos de concursosdefotografia.com creo que lo primero de todo debería ser presentarme. Así que ahí voy.

Hola. Soy Jota Barros y llevo en esto de comunicar y divulgar la Fotografía algo más de 6 años.

Mi blog, Rubixephoto, nació allá por noviembre de 2011 y aunque tengo que admitir que al principio no tenía un enfoque muy definido más allá de compartir mi pasión por la imagen, poco a poco fue adquiriendo un tono eminentemente didáctico. Hoy puedes encontrar por allí (entre otras cosas) apuntes de técnica y composición, análisis en profundidad de grandes imágenes, reseñas y recomendaciones de libros, reflexiones y experiencias fotográficas y también un buen montón de recursos dedicados a mi disciplina favorita: la Fotografía de calle.

Fotografía de Jota Barros

Porque si al principio no tenía muy claro qué hacer con el blog, tampoco sabía muy bien qué aspecto de la Fotografía me atraía más. En ese sentido documentarme y crear contenidos de forma constante para compartirlos con mis lectores me ayudó a encontrar mi sitio poco a poco.

Recientemente, en uno de mis talleres “Fotografía la Ciudad” tuve ocasión de dar una charla donde expliqué cómo diablos he acabado dedicándome a algo que no tiene nada que ver con lo que hacía profesionalmente hace tres años, dando cursos de Fotografía tanto dentro como fuera del país.

Preparar esa charla me hizo preguntarme por qué, de entre todos los géneros fotográficos, me había atrapado precisamente la Fotografía de calle. Al fin y al cabo hay tanto donde escoger…

Así que cuando tocó pensar de qué hablar en mi primer post para concursosdefotografia.com se me ocurrió compartir contigo mis razones para escoger la Street Photography (aunque no renuncie a adentrarme en otros géneros de tanto en tanto).

Ahí van.

 

1. Inmediatez

La Fotografía de calle me permite levantarme de mi escritorio, coger mi cámara, salir por la puerta y ponerme a buscar materia prima para crear en menos de un minuto.

Obviamente las buenas fotografías se resisten y nada te asegura que en media hora en torno a tu casa (ni en dos horas) vayas a conseguir ni una imagen interesante. Pero al menos, al contrario que en otras disciplinas como la Fotografía de naturaleza por poner solo un ejemplo, no necesitas ningún tipo de preparación ni de desplazamiento a un lugar con determinadas condiciones para buscar oportunidades. Te basta el espacio público y un poco de luz.

Sólo tienes que asegurarte de que tu cámara esté lista y ni siquiera eso, puedes practicar Fotografía de calle con tu móvil, ese dispositivo que llevas a todas partes a todas horas.

 

Fotografía de Jota Barros

2. Equipo mínimo

Te lo adelantaba en el punto anterior: para hacer Fotografía de calle sólo necesitas una cámara, cualquier cámara y sí, la que viene incorporada en tu teléfono es perfectamente válida.

He visto magníficas fotos de calle hechas con las cámaras más sencillas, y es que ya lo decía decía Ansel Adams “El componente más importante de una cámara son los 30 centímetros tras ella”.

Al contrario que cuando haces fotos en condiciones o para fines muy concretos (Fotografía nocturna, publicitaria, retrato con en estudio, etc.) para capturar la vida en la calle sólo necesitas un dispositivo que sea capaz de convertir la luz en imágenes. Nada de trípode (a no ser que tú quieras), olvídate de cargar con enormes objetivos, deja esa pesadísima mochila llena de cachivaches…

De hecho cuanto más ligero y cómodo vayas, mejor. Una pequeña cámara sin espejo con un objetivo fijo de 35mm acabó relegando a mi veterana réflex a los trabajos comerciales.

Pero una vez más sólo depende de ti; todos los días veo magníficas fotos de calle hechas tanto con cámaras grandes como con máquinas sencillas y diminutas. Ahí va un consejo: hazte con una que te apetezca llevar encima el mayor tiempo posible y olvida todas las demás para pensar sólo en las imágenes que haces con ella…

 

Fotografía de Jota Barros

3. Mirar con otros ojos

Cuando estás de viaje conociendo un sitio en el que no has estado nunca lo normal es que todo te llame la atención. Que todo parezca merecer una fotografía.

Al someternos a estímulos diferentes a los que recibimos a diario nuestros ojos y nuestro cerebro responden de una forma distinta, en esas condiciones hacer buenas fotos parece relativamente sencillo. Pero estamos confundiendo qué fotografiamos con cómo lo hacemos.

Precisamente por eso si hay algo que me atrae de la Fotografía de calle es que me obliga a mirar de una manera nueva los lugares y eventos de los que soy testigo a diario. Cuando llevo la cámara en la mano – aunque camine por las mismas calles que todos los demás días –  me fijo en otras cosas y todo cambia porque ya no descodifico mi entorno de una manera “práctica”. Aunque sé qué va a haber al doblar esa esquina de camino al mercado desconozco si hoy me toparé con algo que pueda convertirse en una imagen que valga la pena registrar. Puede ser un rayo de luz, un gesto, un rostro interesante o una mancha de color recortada contra un fondo que la hace aún más bella.

Busco algo que si no lo fotografío va a desaparecer para siempre. Y puede estar ahí, a escasos metros de donde vivo (o no). En cualquier caso, es la consecuencia de mirar con otros ojos lo que vemos a diario. Y eso es fabuloso.

 

4. El elemento humano

Así a bote pronto podría decirte sin temor a equivocarme que más del noventa y cinco por ciento de mis fotos de calle incluyen al menos una figura humana. Hace mucho que soy consciente de ello, aunque sigo teniendo dudas de por qué.

Soy una persona introvertida y los desconocidos generan en mí sensaciones contrapuestas, por un lado siento curiosidad hacia la gente y por otro está mi tendencia natural a no interactuar demasiado con quien no conozco, o hacerlo de forma superficial hasta que he pasado un determinado umbral.

Meter a personas en mis fotos me ha dado un pretexto para observar el comportamiento humano y tratar de entender cosas que de otra forma ni siquiera me hubiese planteado.

Aunque la inmensa mayoría de las veces quienes aparecen en mis imágenes no significan nada para mí siguen siendo los protagonistas de esas pequeñas historias que trato de contar con ellas. Y en ese sentido son importantes aunque jamás haya intercambiado una palabra o una mirada siquiera.

Nos habremos cruzado quizás durante un único segundo y habrá sido suficiente para que hayan formado parte de aquello con lo que más disfruto…

 

Fotografía de Jota Barros

5. Una postura ética

Y por último, aunque no menos importante, hacer fotos en el espacio público donde aparecen completos desconocidos viviendo sus vidas me ha obligado a adoptar una postura ética al respecto de cómo quiero mostrarlos.

Una foto no es nada más y nada menos que un pequeño instante que podemos convertir en eterno.

Una foto puede dar una imagen que alguien que nada tiene que ver con quién es, a la vez cuando dice la verdad puede hacerlo contando lo mejor o lo peor de esa persona.

Con una fotografía puedes emitir un juicio y hacer a quienes la ven partícipes del mismo.

Sé que no quiero que mis fotografías muestren a nadie en una situación de la que pueda salir mal parado. No me importa que hoy en día estemos constantemente bombardeados de imágenes que consumimos sin descanso, me da igual que si llegase a mostrarte a alguien en una situación desventajosa se te olvidaría en un minuto.

No quiero participar de eso. Al contrario, me he propuesto que mis fotografías muestren aquello que vale la pena, la magia de una vida de la que todos participamos y que todos, en la medida de nuestras posibilidades, deberíamos hacer un poco mejor y más bella cada vez…

En definitiva

Si la Fotografía es mucho más que una forma de comunicarse, la Fotografía de calle es una manera de estar en el mundo.

En mi caso me ha ayudado y me ayuda a comprender el mundo en el que vivo, me obliga a mirarlo con ojos llenos de curiosidad y me da un pretexto para disfrutar más de él.

Y eso es precisamente lo que intento transmitir a en el blog y en mis talleres.

Gracias por leerme. Hasta pronto.

 


Jota Barros

Jota Barros

Fotógrafo. Autor del blog Rubixephoto, ganador de la X edición de los Premios Bitacoras. Imparte Talleres de fotografía en grupo e individuales.

6 Comments

  1. Juan Antonio el enero 16, 2018 a las 10:42

    Gracias. Has definido perfectamente lo que también para mí es la fotografía de calle y además has introducido explícitamente la vertiente ética. Gracias por comunicarlo

    • Jota Jota el enero 17, 2018 a las 10:12

      Hola Juan Antonio.
      Muchas gracias por leerme y por comentar, como digo en otra respuesta, la parte ética debería ser imprescindible, al fin y al cabo el resto de personas son parte de la materia prima con la que trabajamos, no entiendo cómo no está más presente en este mundillo. 🙂
      Un saludo y de nuevo muchas gracias.
      Jota

  2. Anna el enero 16, 2018 a las 13:50

    Me gustan tus fotografias, siempre hay un punto central que te llama la atención, … disruptor.
    Aplaudo tu ética.

    • Jota Jota el enero 17, 2018 a las 10:09

      Hola Anna! Muchas gracias por tu comentario, me halaga mucho que te guste mi trabajo. Un saludo y nos leemos!
      Jota.

  3. Natividad Ruiz Lopez el enero 16, 2018 a las 20:23

    Me ha gustado mucho el artículo. Breve pero conciso. Y sobre todo me ha gustado el comentario ético. No es habitual en este tipo de artículos y es algo que no deberériamos perder de vista en este mundo tan sobrecargado de imágenes, en el que todo se fotografía y se hace público a veces sin pensar en las personas que están al otro lado de la cámara.

    • Jota Jota el enero 17, 2018 a las 10:11

      Hola Natividad.
      Gracias por tus amables palabras, agradezco mucho tu comentario. Lo cierto es que la parte ética debería primar entre los que fotografiamos a otros, me alegra que estés de acuerdo. ?
      Saludos.
      Jota.

Deja un comentario





Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.