Cómo enfrentarse a la fotografía nocturna y no morir en el intento

Allá por marzo del 2008 conocí la fotografía nocturna. Un grupo llamado Noctámbulos dio una charla y presentó un audiovisual sobre fotografía nocturna en los encuentros de Fotogenio (Mazarrón). Recuerdo que me quedé impresionada al ver esas imágenes tan especiales, tan irreales y, sobre todo, al ver una fotografía en la que las trazas de las estrellas formaban un círculo (circumpolar). Enseguida pensé: ¡yo tengo que hacer eso!

Volví a Alicante guardando en mi memoria las explicaciones que dieron en la charla y la primera noche que pude, me fui a “cazar estrellas”.

tutorial fotografía nocturna

14mm. 318″. ƒ/3.5. ISO 100

Esta foto de la izquierda fue el resultado.

¡¡Un auténtico desastre!! No está bien enfocada, la iluminación es plana y de la composición mejor no hablamos. Eso sí, había conseguido unas trazas de estrellas y estaba realmente emocionada.

¿Por qué he empezado el artículo con esta historia? Muy sencillo: la fotografía nocturna es una disciplina más, dentro del amplio abanico de disciplinas fotográficas, y como tal tiene una técnica específica y la necesidad de un equipo determinado. Pero hay algo que no debemos olvidar por muy obvio que parezca: todo lo que entra en nuestro encuadre cuenta en el resultado final de la fotografía y por lo tanto debemos cuidar cada detalle aunque estemos experimentando.

Ahora vamos al grano: quiero hacer una nocturna y no sé por dónde empezar. Bien, empezaremos por el equipo mínimo. No hay que volverse loco con el equipo, al menos hasta saber si esta disciplina fotográfica te engancha, o no.

¿Te gusta la fotografía nocturna pero no sabes por dónde empezar? Mira este tutorial. Clic para tuitear

Cámara: preferiblemente réflex. Cualquier réflex que haya ahora en el mercado le da mil vueltas a mi primera réflex digital (2008), así que, si ya tenéis una cámara de este tipo, no hace falta gastar dinero en una cámara nueva. Recomendable que tolere bien las exposiciones largas y no genere mucho ruido si subimos ISO.

foto nocturna

14mm, 50″, ƒ/5, ISO 100

Objetivo: Como la fotografía nocturna suele ser de paisaje (natural o urbano), el objetivo que más utilizaremos será un angular (entre 14 y 28mm). Los objetivos de focal fija suelen ser de más calidad que los de focal variable (zoom) pero estos últimos son más versátiles.

Trípode: el uso de trípode en fotografía nocturna es imprescindible. Siempre son largas exposiciones y la cámara tiene que estar estabilizada para que la fotografía no salga movida. Al igual que de cámaras y objetivos, hay una amplia gama de trípodes en el mercado. Cuanto más robusto y más ligero, mejor; aunque para empezar, vale cualquiera que tengáis ya. Mis primeras nocturnas las hice con un trípode que tenía desde hace más de veinte años.

Cable disparador: cada marca fabrica cables disparadores para sus diferentes modelos de cámaras pero por internet se puede encontrar el cable que vaya a nuestra cámara a precios mucho más reducidos que el original. Mis primeras nocturnas las hice manteniendo pulsado con el dedo el disparador de la cámara y eso no es nada aconsejable porque, además de ser muy pesado, hay muchas posibilidades de que la foto salga trepidada como en este ejemplo:

tutorial fotografía nocturna

21mm, 60″, ƒ/13, ISO 100

Fuente de iluminación: la Luna es nuestra fuente de iluminación natural pero en muchas ocasiones es conveniente utilizar un flash externo o una linterna un poco potente para crear sombras y volúmenes en nuestro primer plano, o para separar planos. La linterna, además nos servirá para ayudarnos a delimitar el encuadre mientras miramos por el visor.

Linterna frontal: es muy útil tener una linternita de esas que se llevan en la cabeza con una cinta porque es imprescindible para ver los controles de la cámara y además nos ayuda saber por dónde caminamos en la oscuridad. En ocasiones sirve incluso como fuente de iluminación en nuestra fotografía.

Estos son los 6 componentes del equipo básico para empezar con la fotografía nocturna. Hay muchísimos más “gadgets” que podemos emplear a medida que nos vayamos adentrando en esta disciplina fotográfica pero, para empezar, con esto es suficiente.

Ya tenemos nuestro equipo y queremos empezar a experimentar. ¿Qué hacemos?. Las primeras veces que hagáis fotografía nocturna, es mejor ir en noches de Luna llena o casi llena porque os ayudará a ver lo que tenéis delante y encuadrar; también os ayudará a la hora de moveros por la localización que hayáis elegido sin necesidad de llevar una linterna en la mano. Es aconsejable llegar cuando todavía hay luz del día para familiarizarnos con el entorno.

¿Cómo enfocar por la noche? Lo mejor para enfocar en fotografía nocturna es hacerlo a la hiperfocal. La distancia hiperfocal es la distancia de enfoque en la que conseguiremos mayor profundidad de campo ya que tendremos enfocado desde la mitad del punto donde enfocamos hasta el infinito. Hay múltiples aplicaciones para los smartphones que nos calculan la distancia hiperfocal. Yo, que no soy usuaria de android, utilizo Field Tools.

tutorial fotografía nocturna

12 mm 264″, ƒ/4, ISO 200

Este tipo de enfoque nos ayuda a asegurarnos que, teniendo un primer plano relativamente cerca, podamos tener enfocado tanto nuestro primer plano como el cielo de fondo. A la hora de enfocar, lo haremos en modo automático situando un punto de luz en el lugar donde queramos enfocar. Una vez enfocada la cámara, cambiaremos el enfoque a modo manual, esto es muy importante puesto que si se nos olvida cambiar al modo de enfoque manual, cuando pulsemos el disparador la cámara volverá a intentar enfocar y perderemos tendremos que empezar el proceso de nuevo (a no ser que tengamos el enfoque en un botón diferente al botón de disparo).

Ya hemos encuadrado y hemos enfocado, ahora toca calcular la exposición: Diafragma (nºf), obturador (velocidad) y sensibilidad (ISO) son los mecanismos que regulan la luz que llega al sensor, es decir, la exposición de nuestra fotografía. Por la ley de reciprocidad sabemos que cambiando los valores de nºf, velocidad e ISO de nuestra toma, podremos tener la misma exposición en distintas capturas, es decir nuestras fotografías recibirán la misma luz.

Tutorial fotografía nocturna

12mm, 94″, ƒ/5.6, ISO 800                                                  12mm, 559″, ƒ/5.6, ISO 200

Un ejemplo: ISO 800, f/5.6 y 30″ = ISO 800, f/4 y 15″ = ISO 400, f/4 y 30″ = ISO 400, f/5.6 y 1´

Es decir: si lo que quito de exposición por un lado, se lo doy por otro (siempre y cuando lo haga en la misma proporción – mismo número de pasos-), la cantidad de luz será la misma. Este vídeo, aunque sea en inglés, lo explica muy bien.

¿Cómo saber entonces qué parámetros poner? Pues depende de las condiciones de luz que tengamos (más o menos luna, más o menos contaminación lumínica, meteorología..) y de la imagen final que queramos (estrellas congeladas, trazas de estrellas, nubes a la fuga, inclusión de la luna en el encuadre…). Para calcular una exposición larga, es conveniente hacer una exposición corta de prueba a ISO alto (entre 30″ y 120″) y, basándonos en la ley de reciprocidad, aumentar los segundos tantos pasos como bajemos ISO sin temor (por lo general) a pasarnos en tiempo (como en las dos fotos de arriba).

A modo orientativo os dejo estas referencias para largas exposiciones:
– Luna nueva: podríamos tener exposiciones de horas incluso a f/2.8 – f/4
– Cuartos: entre 30 minutos y 1 hora a f/2.8 – f/4
– Luna llena: no más de 5 minutos a f 2.8- f/4

Insisto en que estas referencias son muy orientativas y factores como la altura de la luna, la contaminación lumínica, las nubes, etc… hacen que varíen.

El ajuste de blancos (wb) deberemos decidirlo en función del resultado final que queramos obtener: un cielo más cálido (anaranjado) o un cielo más frío (azulado). A grandes rasgos os diré que si sólo utilizamos luz de luna, podemos dejar incluso el ajuste de blancos en automático y posteriormente modificarlo a la hora de revelar el archivo RAW. Pero si empleamos flash o linterna tendremos que ajustar los blancos a la temperatura de color de nuestra fuente de iluminación, o la temperatura de color de nuestra fuente de iluminación al ajuste de blancos que previamente hayamos decido en función de la estética que queramos dar a la fotografía.

En el siguiente ejemplo podéis ver (exageradamente) cómo interviene el ajuste de blancos a la hora de la toma.

tutorial fotografía nocturna

24mm, 30”, ƒ5.6, ISO 400 WB 3000K

tutorial fotografía nocturna

24mm, 30”, ƒ5.6, ISO 400 WB 7450K

 

Con estos consejos ya tenéis bastante información para animaros a probar el mundo de la fotografía nocturna. Pero esto no es todo… aquí tenéis la 2ª parte para aprender fotografía nocturna.

——

SOBRE LA AUTORA: Inés Gil.

Es Licenciada en Ciencias de la Información en la rama de Imagen y  Sonido por la Universidad Complutense de Madrid y Experta Universitaria en “Artes Visuales: Fotografía y Acción Creativa” por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Siete años trabajando como profesora de Fotografía y Dirección de fotografía en la Licenciatura y el Grado en Comunicación audiovisual, avalan su experiencia como docente. Además en su currículum hay casi 50 premios en concursos nacionales e internacionales, exposiciones colectivas e individuales y diversas publicaciones.

Lleva ligada a la fotografía desde que, a los 17 años, su padre le regaló una cámara réflex. Desde entonces, su andadura fotográfica ha transcurrido por diversos caminos hasta llegar al punto en que ahora se encuentra.

Si la quieres conocer un poco más, puedes encontrarla en:
Su Web/Blog y en Twitter

 Puedes compartir este artículo en:
[mashshare]

18 Comments

  1. Roberto el Julio 8, 2015 a las 18:27

    Magnifico articulo Ines y preciosas imagenes. Creo que en las dos imagenes de las estrellas, los pies de foto estan al reves, perdon si no es asi. Una pregunta, si utilizamos una luz de linterna muy fria y las farolas son de tungsteno (en playas por ejemplo) hay alguna forma de ajustar el balance de blancos o habria que hacerse con una linterna mas calida.
    Gracias y un saludo.

    • concursosdefotografia el Julio 8, 2015 a las 18:40

      Hola Roberto,
      Los pies de foto estaban al revés, como bien dices, por error nuestro. Ya está corregido 😉
      En cuanto a las dudas sobre iluminación dejamos a la experta en el tema que te conteste.

      Un saludo y gracias por tu comentario.

    • Inés el Julio 8, 2015 a las 21:08

      Hola, Roberto!

      Muchas gracias, me alegra que te haya gustado el artículo!!!

      Si la linterna es muy fría, antes de gastarte el dinero en una linterna cálida, puedes intentar ponerle una gelatina naranja (Full CTO) y balancear para las luces de la playa a ver cómo se te equilibran los colores. Si no tienes gelatinas, con un celofán naranja de papelería o de los chinos te vale… aunque solo sea para probar. Ten en cuenta que cuando pones una gelatina delante de la fuente de iluminación, estás quitando intensidad de luz por lo que tendrás que iluminar durante más tiempo.

      Un saludo.

      Inés

  2. Marcela Niño el Julio 9, 2015 a las 17:58

    Excelente artículo, práctico y de fácil comprensión.
    Gracias !!!

    • Inés el Julio 13, 2015 a las 15:03

      Muchas gracias!!

  3. Ignacio ortiz Pino el Julio 10, 2015 a las 11:36

    Gracias por tus consejos reflejados en este Artículo.

    • Inés el Julio 13, 2015 a las 15:05

      Gracias a ti por comentar. Me alegra que te haya gustado.

  4. Teresa GsR el Julio 21, 2015 a las 12:59

    Muchas gracias por tu artículo. Muy bien explicado y sin complicaciones.

    • Inés el Agosto 27, 2015 a las 11:59

      Gracias a ti por tus palabras, me alegra que te haya gustado.

      Un saludo

  5. blanca el Julio 25, 2015 a las 05:40

    me encanto toda la información , hace poco me compre una cámara digital sony h300 y me ha encantado la fotografía pero me falta mucho por aprender y las funciones que tiene , tu información me ayudo a tener en cuenta muchas opciones … gracias

    • Inés el Agosto 27, 2015 a las 12:01

      Me alegra mucho que te haya gustado el artículo, ahora… a practicar 🙂

      Un saludo

  6. Juanma Gavira el Julio 26, 2015 a las 17:18

    Gracias Ines por el articulo ,ya que me interesa y mucho este mundo de las nocturnas,pero sobretodo por compartirlo

    • Inés el Agosto 27, 2015 a las 12:01

      Gracias a ti por tus palabras.

      Un saludo

  7. Jose M Santiago el Agosto 25, 2015 a las 23:43

    Muy agradecido por esta información muy valiosa para hacer esas bellas fotos nocturnas y de mucho conocimiento.y como lograr mejores enfoque y profundidad de campo….

  8. carlos alfonso el Agosto 26, 2015 a las 07:22

    felicidades por este estupendo tutorial por lo ameno y bien explicado

    • Inés el Agosto 27, 2015 a las 12:02

      Gracias!!! Me alegra mucho que te haya gustado.

      Un saludo

  9. Jose Luis Lupiáñez el Septiembre 14, 2015 a las 10:23

    Muchas gracias por estos tutoriales. Animan mucho a iniciarse. Tengo una duda. Es imprescindible hacer las fotos en formato RAW? Gracias.

    • Inés el Noviembre 27, 2015 a las 12:19

      Hola, José Luis!

      Acabo de ver tu pregunta, siento contestarte tan tarde. No es imprescindible hacer las fotos en RAW pero sí es muy recomendable. La edición en RAW es “no destructiva” y eso te permite tener un archivo de mayor calidad. Además, si haces las fotos en jpg, la cámara procesará la foto según sus parámetros y algoritmos.

      Un saludo

      Inés

Deja un comentario





13 − 10 =

Share This